web analytics

Manipular a alguien con formas y colores

Manipular a alguien con formas y colores. Las figuras geométricas y los colores son aliados sumamente importantes para manipular a otro individuo.

 

Cómo manipular a otro con figuras

Los símbolos impactan sobre la consciencia de cualquier individuo. El círculo por ejemplo es el símbolo de la unidad, el cual recuerda al individuo que forma parte del universo. Un triángulo representa equilibrio, ya que sus tres vértices representan amor, fuerza e inteligencia.

 

Para lograr este objetivo necesitará un círculo, un triángulo, una cruz y una estrella.

Ahora debe cerrar los ojos e imaginarse que se encuentra dentro de una habitación. Decore la sala de estar imaginaria con estos símbolos e invite a entrar a la persona que quiere manipular. Inserte los símbolos arriba y en torno al individuo. Finalice la sesión.

 

Cómo manipular a otro con colores

Los colores están comunicados con la conciencia. Es por ello que cada color tiene un significado específico.

El rojo tiene como objetivo crear amor físico o generar una reacción emocional. El azul sirve para que una persona disfrute de nuestra compañía. El añil (azul oscuro), es útil para que otro individuo muestre contigo lo mejor de su persona. El objetivo del naranja es influir sobre el comportamiento de otra persona en una fiesta. Por último, el verde sirve para tener una relación más armoniosa y para concretar negocios.

 

Para controlar a alguien mediante colores, nuevamente debe cerrar sus ojos e imaginarse que se encuentra dentro de una habitación. A diferencia de la habitación con figuras, en esta ocasión permanecerá sentado sobre un sillón. Este sillón tiene en uno de sus brazos botones de colores. Estos botones sirven para encender en la habitación la luz de su respectivo color.

Invite a la persona a ingresar y encienda el color dependiendo del fin que tenga con este individuo.

Los colores pueden utilizarse de a uno solo por vez, es decir, que si quiere utilizar otro color debe comenzar con la sesión desde cero.